Videos para empresas

Si deseas simplificar tu trabajo y ahorrar tiempo es importante que antes de contratar tu video conozcas algunos aspectos claves del proyecto para llevarlo a cabo de manera exitosa.

Tipos de videos

En la medida en que vayamos profundizando en el tema nos daremos cuenta que un video corporativo no se limita ...
Leer Más

Tendencias de video marketing

Son muchas las tendencias de video marketing que han evolucionado desde entonces, y no parece que estén desacelerando. Resulta difícil ...
Leer Más

Precios de videos

Recomendamos que muestres una referencia de video de lo que quieres paraaterrizar ppto. con que se cuenta. Si no tienes ...
Leer Más

¿Qué es un video corporativo?

El concepto de video institucional o video empresarial como muchos conocemos cuando hablamos un video corporativo es bastante amplio y comprende una cantidad de productos tan grande que para cubrirlos todos se necesita un escribir un libro completo.

Por tanto, un video corporativo es un tipo de contenido audiovisual centrado en algún aspecto relacionado con una empresa de manera directa o indirecta y que viene a cubrir una necesidad comunicacional corporativa.

Sin embargo, si no conociéramos esta pomposa definición de igual forma sabríamos de que estamos hablando cuando conversamos sobre un video que se debe realizar para una organización o compañía, como por ejemplo el video que te mostramos a continuación.

Éste video referencia nos fue solicitado con la finalidad de difundir una actividad determinada, pero si bajo éste ejemplo u otro nos remontáramos a la génesis de un proyecto una de las primeras preguntas que podría surgir es…

¿Por qué hacer videos corporativos?

Si releemos nuestra definición veremos que al final dice que “viene a cubrir una necesidad comunicacional corporativa”, esto quiere decir que en ese marco surge como respuesta a una inquietud o problema en el seno de la empresa.

Obviamente este recurso no va a ser la solución empresarial a todos los problemas que existan pero si echamos un vistazo al tipo de necesidades que puede cubrir, quizá empecemos a mirarlo con otros ojos y comenzaremos a descubrir los impactos que tiene un video de difusión interna o dirigido a clientes, tal como lo explican estos 3 puntos muy importantes a continuación:

1. Mejora la imagen corporativa

Posiblemente sea uno de los objetivos principales por los que una empresa decide realizar un video.

Cuando la elaboración del video sigue una lógica bien simple:  si la gente te ve, existes.  Y si existes, la gente te va a clasificar, aunque sea de manera inconsciente.

Así que, el video resulta un vehículo perfecto no solo para que la gente te vea sino también para transmitir una serie de valores a la audiencia.  Y es esa audiencia, justamente, la que al recibir estos inputs, puede dejar de considerar la empresa como una “cosa” o un ente sin vida para empezar a humanizarla, valorarla y sentir empatía.

2. Mejora el posicionamiento

Ya hemos comentado que cuando la audiencia ve una pieza audiovisual corporativa se produce una transferencia de valores que permite a las personas empatizar y clasificar la empresa.

Si se juegan bien las cartas se puede utilizar este efecto para que la gente asocie a la empresa con valores que pueden resultarle muy interesantes a la postre.

Algunos de estos valores serían la percepción de la empresa como una autoridad competente en la actividad que realiza, como una fuente de información fiable, como el mejor especialista y por tanto la mejor solución a los problemas que pueda tener.

Si conseguimos este objetivo será mucho más fácil que el posible cliente acuda a requerir los servicios del respectivo organismo para cubrir sus necesidades. Esto es lo que se conoce como Top of mind.

3. Aumenta el sentimiento de pertenencia

Cuando la empresa quiere dar un paso más hacia la conexión con sus colaboradores y clientes tiene que ofrecerle algo exclusivo y personal y se debe apoyar en formatos y géneros audiovisuales para entregar el mensaje y cumplir el objetivo trazado.

En cualquier caso, el video corporativo es el canal perfecto para crear esta conexión. La audiencia sentirá que ellos mismos realmente forman parte de la empresa, que son importantes para ella y que están atendidos.  Y no solo eso sino que, con un programa bien diseñado, se pueden llegar incluso a convertir en los mejores embajadores de la marca.

A continuación, un ejemplo de lo dicho en este video de sentido de pertenencia.

Ventajas de los videos de empresa

Frente a la creación de otros tipos de contenido como una campaña de e-mail o un artículo en un blog, el video corporativo tiene una serie características que le dan cierta ventaja sobre el resto.  Entre todas ellas podríamos destacar:

Fácil Consumo

La gente siempre estará más motivada para consumir un video que para leer un texto.  Es más cómodo, se digiere más rápido y es más rico en detalles.

No es descabellado pensar que si alguien que escribe un artículo hace una codificación en texto de algo que está “viendo” en su mente o en el mundo real y luego el lector ha de hacer el proceso inverso.

Sin embargo, en el video estos procesos de “codificación-descodificación” no son necesarios. ¡El video corporativo entra por vía intravenosa!

Efecto Inmediato

¿Te has preguntado por qué siguen haciendo spot publicitarios en televisión después de tanto tiempo?

Son muy agresivos activando la venta por impulso.  Sin recomendar ese estilo para nada, son una buena muestra de hasta dónde se puede llegar.

Alta tasa de reacción/conversión

Hace un par de años se realizó el informe de Animoto sobre el estado del video social en 2018 en el que se especifica que el 73% de los consumidores recibieron un impacto en redes sociales de la marca antes de su decisión de compra y que el video es el tipo de contenido favorito.

El informe complementario sobre tendencias de marketing revela que el 93% de los marketing managers reconoce haber conseguido clientes gracias al vídeo.

Si esto es posible en el ámbito del video social podemos imaginar las posibilidades de aplicar el medio adaptado a nuevos objetivos corporativos como por ejemplo conseguir nuevos prospectos y clientes, que los colaboradores sufran un cambio positivo, crear una sinergia con otra empresa, convencer a un inversor, etc.

Recurso esperado

Todo el mundo conoce el formato.  Es masivamente consumido hasta el punto que ya es “esperable”.  Pocos conciben que algunas determinadas actividades no vayan acompañadas de un video.

Este video de difusión para clientes confirma lo señalado.

Consejos para contratar un servicio de video

Contextualiza

Para partir un proyecto audiovisual es necesario conversar sobre la situación actual de la compañía. Poner en la mesa el motivo por el que se hace necesario realizar un video para recién definir, en ese momento, cuál será el mensaje correcto a transmitir. De esta manera la comunicación con el público objetivo, ya sean clientes o trabajadores, será la correcta y también se desprenderá de aquella conversación inicial cuál sería el mejor canal de distribución para exhibir el video requerido.

Muestra referencias

Luego, es importante realizar el ejercicio de ver videos referenciales para levantar expectativas y enfrentarlas a las capacidades del equipo realizador, quien no solo se manifestará apto para la labor sino también puede proponer nuevas ideas, fusionar o plantear una solución que clarifique mejor hacia donde caminará el video.

Haz una bajada presupuestaria

Aquí es donde muchos proyectos toman otra dirección, sin embargo, cuando te sientas conforme con el formato de video a trabajar ¡recién aquí pide presupuesto! para que te obligues a conocer el precio del video ideal para tus clientes o funcionarios. Puede que sea más de lo que pensabas pagar o puede que sea menos, pero quédate con la tranquilidad que ya hiciste el ejercicio de comprender a ciencia cierta el «valor» del video que necesitas y cuál es el precio justo a pagar.

Comprende el método de trabajo

Por último, no es necesario que profundices en lo técnico pero siempre es bueno exigir un respaldo que explique, a groso modo, como continuará cronológicamente el proceso de realización del video. Normalmente será así; Propuesta de ideas, guión, coordinación interna, grabaciones, edición, correcciones al video, entrega final.

He aquí una muestra del método llevado a la práctica para obtener este resultado de video de inducción.

Conclusión

Si un video soluciona un problema, es de fácil lectura, mejora la percepción e imagen de la compañía, es un formato familiar y es la herramienta de comunicación más eficaz, indudablemente se hace necesario contar con este servicio cuando se desee entregar un mensaje importante.

La gran noticia es que hay muchísimo donde elegir. En Chile existen miles de productoras audiovisuales diseñadas específicamente para cubrir este tipo de necesidades y nosotros somos una de ellas.

Te invitamos a seguir conociéndonos, aquí en nuestra web. Tienes mucho más que saber.